Amanda paniagua Natural de Zaragoza.

Desde pequeña me ha gustado buscarle cinco pies al gato, y aunque yo no lo sabía entonces y quería ser Arqueóloga (para poder buscar debajo de la tierra y encontrar tesoros) en realidad mi mente inquieta estaba preparada para el entorno artístico.

Ya sea porque veía a mi madre pintar al óleo, o porque pintar era una manera de mancharme y jugar a la vez, empecé a experimentar con distintos tipos de materiales y acabé entrando, no sin esfuerzo (listas de espera interminables) en la Escuela de Arte de Zaragoza.
Ahí pues empezó mi desarrollo artístico formal, en el que descubrí muchísimas técnicas y enseñanzas nuevas que me fascinaron, como la cerámica y algo más tarde la fotografía, y me procuraron unos de los mejores años formativos que recuerdo.
Habiendo estudiado siempre materias relacionadas con el mundo artístico soy una persona creativa e imaginativa.
Los trabajos en los que puedo fomentar mi creatividad son los más satisfactorios a nivel personal ya que puedo aportar lo mejor de mí para que el trabajo salga adelante.

La corporación V.I.D.A., nos obliga a informarte de que este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies