MI LUNA DE ENDOR

Prólogo desde el exilio.

Autor: Amalio Rodríguez.

Ilustración: Sergio Ariño.

Año 2825. Escribo este diario al pasado, a los primeros años del siglo XXI, por ser mi época favorita de la historia. Lo sé, es una tontería, como si un día alguien del pasado fuera a leer estas líneas y a entender qué pasó. Es raro, vale.
Pero es mejor que no hacer nada en este retiro que yo mismo me he impuesto para intentar evitar que me encuentren y me maten por algo que no he hecho.
Hace tres meses que me escondo en Endor, un planeta creado por mí, aplicando lo que ya sabía antes y lo que aprendí en la universidad V.I.D.A. 6M, para licenciarme como Terraformador de mundos. Lo que siempre he querido ser.
¿De qué me escondo? Bueno, ahora lo hablamos.
Sí, has leído bien; Endor, como el planeta gaseoso de Star Wars. Pero, como en la peli, estoy en su Luna, bueno, debería decir en mi Luna. La hice cubierta por densos bosques, llanuras y pantanos tal y como la vi en la saga. Con sus zonas desérticas, sus mares, sus lagos… pero sin Ewoks. Una pena, ya.
No puedo crear vida, es decir, puedo plantar y traer formas de vida, pero no puedo crear Ewoks, merodeadores, Sansyassan, Goraxes, Yuzzums y Teeks de la nada. Y me refiero a estas especies porque estas son las que habitaban Endor… Sí, soy lo que vosotros llamaríais friki y que ahora no tiene un nombre definido.
Creo que he visto la saga unas 200 veces, no exagero. Las 14 películas. Sí, 14. Mi padre no solo es un experto ingeniero de energías puras en V.I.D.A., también un fanático de las historias de Star Wars y su proselitismo Jedi empieza con su hijo. Gracias a él, me aficioné a este mundo tan, tan lejano. Un mundo que, actualmente, me está salvando la vida.
Supongo que te vienen a la cabeza muchas preguntas relacionadas con lo que te estoy contando pero, vayamos poco a poco.
Si tuviera que empezar a contar esto tal y como ocurrió seguramente debería empezar por el principio. Ok, lo hago ahora pero, dame un segundo.
Seguramente tu principal pregunta, o no, es: ¿cómo es el futuro? Bueno, en pocas palabras, mejor dicho, en una: Genial, la hostia, alucinante, lo más. Vale, son seis. Pero, ¡es el futuro, joder! ¿Cómo quieres que lo describa en una? El futuro es mejor de lo que nunca pudimos imaginar precisamente porque nunca nadie pudo imaginar que pasaría lo que pasó. Ningún libro de prospección futurista habló de lo que iba a pasar porque, sencillamente era inimaginable. ¿Que qué pasó?
Nací en 2806 así que, a poco que sepas algo de matemáticas, sabrás que tengo 19 años. Aunque la edad no importa en el futuro, teniendo en cuenta que hace 475 años que somos inmortales.
¡Boooom!
Lo sé. A mí me pasaría lo mismo. No morimos, así es. Bueno, si nos suicidamos sí. Si nos matan también. Si nos pasa por encima un transporte local también, si nos cae un piano en la cabeza, como en los viejos dibujos animados…también. Somos inmortales pero no indestructibles. Es decir, somos inmortales hasta que dejamos de serlo. Somos seres frágiles, capaces de resbalar, golpear nuestra cabeza contra el bordillo de la acera (sí, siguen habiendo aceras) y morir, pero, a diferencia de vosotros, viajamos en la eternidad.
Como dicen los Naturalistas: “La naturaleza nos da la vida y a ella debemos devolvérsela” Son un grupo de pirados, sí. Creen que debemos nacer, crecer y morir. Estos tarados viven una media de 150 años. Lo que sería una vida media normal. Enferman, como antiguamente, y mueren. Y, además, por si esto fuera poco para demostrar lo locos que están ¡Envejecen!
Ups, se me había olvidado decirte que no envejecemos…Son muchas cosas las que debes aprender del futuro. Tal vez la mejor forma de ponerte al día es una pequeña guía donde verás cómo ha ido cambiando todo desde el siglo XXI hasta hoy. Solo pondré las fechas relevantes, tranquilo.
  • Año 2016. El radiotelescopio Parkes de Australia detecta 883 galaxias más allá de la Vía Láctea, de las que casi un tercio eran desconocidas para los astrónomos.
  • Año 2020. El Dr. James Funert, siguiendo los trabajos de Franklin Chang Díaz, desarrolla y presenta en la NASA el motor de plasma que logra que los viajes espaciales se reduzcan considerablemente. Así, en 2021 la primera nave tripulada llega a Marte en tan solo 18 meses. Tres años más tarde empiezan a establecerse las primeras colonias en Marte.
  • Año 2025. Ann Marie LeFort descubre una forma de atacar las células cancerígenas para erradicar la enfermedad. El Cáncer pasa de ser una enfermedad mortal a crónica.
  • Año 2175. Héctor Gutiérrez descubre la posibilidad de la teleportación. Descomposición atómica de las partículas y recomposición en otro lugar. No se deja claro si la versión que llega al otro punto es la misma o una versión clonada del viajero y éste muere en el punto de partida, pero no es consciente. Independientemente de eso, el invento funciona, yo soy un gran usuario y no tengo la sensación de haber muerto nunca. Para entenderlo sería como una impresora, pero de seres vivos.
  • Año 2097. El Instituto de Biodiversidad de Europa descubre la manera más rápida y económica de terraformar, es decir, convertir en planeta habitable, con condiciones terráqueas, cualquier otro planeta. Por medio de las llamadas bombas de vida, lanzadas desde naves al planeta elegido, y en un breve espacio de tiempo, las condiciones para la habitabilidad de los planetas se consideran óptimas 25 años después del lanzamiento.
  • Año 2220. Primeras colonias habitables en distintos planetas del Sistema Solar gracias a las bombas de vida.
  • Año 2225. El movimiento Marte Libre, capitaneado por los descendientes de los primeros colonos, piden la independencia del planeta.
  • Lo consiguen en 2238. Marte es el primer planeta independiente dentro de nuestra galaxia. Cuenta con su propio gobierno y, por fin, con marcianos de verdad.
  • Año 2312. Malick DeLoren presenta el, hasta el momento, descubrimiento más impactante de todos: El fin de las enfermedades: El llamado Gen Malick. Un gen implantado artificialmente en los seres humanos que impide que enfermemos. Nuestra esperanza de vida pasa de 110 a 150 años de un día a otro.
  • Año 2331 ¡Booooom! El Dr. Frederick Schpinelli va más allá en los estudios de Deloren y da un paso de gigante cambiando ligeramente el Gen Malick. De no enfermar pasamos a conseguir que nuestras células no se oxiden, envejezcan y mueran. Ahora el llamado Gen Malick-Schpinell, conocido como Gen MS, nos hace inmortales. Muchos idiotas se lo toman al pie de la letra y saltan desde edificios para demostrar sus inmortalidad…los entierros se suceden.
  • Año 2437. Los distintos gobiernos del planeta pronto se dan cuenta de que no morir significa también no temer. Y lo hacen de la peor forma posible. Si la vida es eterna, qué nos ata a esperar una recompensa tras la muerte. Las religiones no tienen sentido, la mayoría desaparecen y surgen otras nuevas. Luis Mayor es el líder de los Naturalistas. Crea el movimiento y muere con 150 años, anciano, rodeado de los suyos, de muerte natural. Algo que no ocurría desde hacía casi 100 años.
  • Año 2512. Cuando la muerte ya no es el problema el espacio lo es. La gente realiza viajes astronómicos a distintos planetas, previamente terraformados, para habitarlos e instalarse allí. A raíz de eso se crea en:
  • El año 2560, V.I.D.A. (Vida Inmortal Diseminada Astronómicamente) Una corporación destinada a la terraformación y diseminación de la vida en distintos planetas primero, galaxias después y ahora universos.
  • Año 2765. V.I.D.A., se convierte en la primera corporación en gobernar el planeta, tras llegar a acuerdos de gobernabilidad y cesión de fronteras con los principales gobiernos del planeta Tierra y de los distintos planetas habitados.
  • Año 2810. V.I.D.A., determina que la mejor forma de controlar a las poblaciones de los distintos universos es que la pena por cualquier delito sea única: La pena de muerte. Porque, ¿quién teme a una condena de 100 años si puede vivir eternamente?
  • Año 2825. V.I.D.A., me acusa de un asesinato que no cometí y ahora me buscan en todos los planetas que conocen para encontrarme y ejecutarme.
Sí, en los que conocen. Por eso terraformé esta pequeña luna en una de las 883 galaxias que descubrió el radiotelescopio Parkes, ese del que os hablé hace un rato. Ahí me escondo, donde no podrán encontrarme, espero, mientras preparo mi ataque para desmontar la acusación que recae contra mí.
Bueno, ahora que sabéis esto ya es momento de empezar mi historia como suelen empezar todas las historias, por el principio.

La corporación V.I.D.A., nos obliga a informarte de que este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies